alicia_sacramone_1920x1200_32484_pic-1920x1200

Del equipo olímpico estadounidense que participó en Beijing, 4 integrantes han anunciado su retiro de manera oficial, primero Shawn antes de los nacionales en el 2012, después Nastia tras su participación en los Olympic Trials, a finales de año lo hizo Memmel y el día de ayer fue el turno de Alicia Sacramone.

Alicia no estaba en actividad desde los Olympic Trials en Junio del 2012, por lo que su retiro era evidente, no sería una sorpresa, pero si una dolorosa realidad para el mundo gimnástico.

Al respecto, Steve Penny, presidente del Comité de Gimnasia en Estados Unidos comentó:

Alicia ha tenido un gran impacto en el mundo de la gimnasia. Su personalidad, sentido del humor y liderazgo fueron ingredientes clave para el triunfo de nuestros diversos equipos. Alicia es una mujer muy fuerte que sabe lo que quiere y no teme al trabajo para conseguirlo. Estoy seguro que estará involucrada con la gimnasia por mucho tiempo más.

Por su parte, estas fueron las palabras de Alicia al anunciar su despedida del deporte:

Es un verdadero honor haber sido parte del equipo nacional de Estados Unidos durante una década. Quiero agradecer a mis padres, a mis entrenadores, a mi familia y a toda la comunicad gimnástica por apoyarme durante todos estos años y darme tan hermosas vivencias. Fui bendecida al haber tenido una larga carrera deportiva, de haber hecho bellas amistades con mis compañeras de equipo, fans y entrenadores a lo largo de este camino.

No estaría donde estoy ahora, sin el talento que me dio Dios y sin esa fuerza ética al trabajo arraigada en mi durante tantos años de dedicación y entrenamiento.

La gimnasia me enseño grandes lecciones y me construyo justo en la persona que soy el día de hoy, y por eso estoy eternamente agradecida.

Sacramone, quien fuera capitana del equipo olímpico en Beijing, que logró la plata, terminó su mensaje de esta emotiva manera:

Aunque hoy me quite el leotardo, no me alejaré de este deporte al cual amo, pretendo seguir involucrada en él, tanto como pueda, como entrenadora, creando coreografías y como comentarista en las competencias de la NCAA.

Alicia Sacramone, ha sido una parte importante de la gimnasia en los últimos dos ciclos olímpicos, destacándose en el mundo gimnástico, principalmente, por su potencia en competencia en salto de caballo, sus lucidas ejecuciones en la viga de equilibrio y sus dinámicas y siempre sólidas rutinas de piso.

Su perseverancia y determinación la llevo a contender por un lugar en el equipo olímpico en dos ocasiones, ganándose la admiración y respeto de sus compañeras de equipo y de los nuevos talentos, prueba de ello es Aly Raisman, actual campeona olímpica, quien fue su compañera de gimnasio, y manifestó su amplia admiración por Alicia.

Martha Karoly, coordinadora del equipo nacional femenil de gimnasia de Estados Unidos, manifestó su sentir:

Alicia es especial, su determinación por cumplir sus objetivos es lo que la llevó a la cima. (…) tuvo una gran carrera, llena de éxitos bien ganados, su fortaleza y carácter la llevaron afrontar dignamente los momentos difíciles. Alicia fue una excelente líder, ayudando a las nuevas generaciones a entender los estándares de la gimnasia internacional. Siempre recordaré a Alicia con una sonrisa en mi cara, le deseo lo mejor en sus nuevos caminos.

Alicia, de 25 años, tuvo un primer retiro después de Beijing, al sentirse decepcionada por su actuación, al caer de la viga y fallar en su rutina de piso durante la final por equipos, lo que llevó Estados Unidos a la segunda posición.

Tras 2 años, en el 2010, decidió regresar, logrando cosechar 3 medallas nuevas en campeonatos del mundo, entras las que se encuentra el oro en salto.

Lamentablemente, un regreso futuro parece poco probable. Alicia se especializó en  viga, salto y  piso, sin embargo, una lesión en el tendón de Aquiles le impidió regresar a su forma en los dos primeros, y en cuanto a salto, no parece más una especialista, pues las nuevas generaciones aumentan su dificultad a pasos agigantados, hacer un Amanar, ya no es cosa extraordinaria, sino un requisito para estar en la contienda, sobre todo en un país tan competitivo como al que ella representa.

En definitiva Alicia será recordada como una grande y deseamos seguirla viendo como entrenadora, pues sin duda será igual de talentosa.