uneven1e

En una entrevista antes de los Juegos Olímpicos de Londres 2012Valentina Rodionenko, coach del equipo nacional ruso, dijo que Aliya Mustafina no era la misma que se convirtió en campeona del mundo en  Rotterdam 2010.

Mustafina no ha logrado recuperarse de esa lesión en el tobillo. Ha comenzado a temerle a las competencias, a algunos elementos que ya dominaba y mucho más a aumentar su dificultad. (…) No le veo mucho potencial para Londres, quizá pudiera competir por  un bronce en asimétricas, pero no más. En definitiva, ese es el límite de sus sueños (…)

Pese a esto, Mustafina regresó de Londres como una heroína, llevó el nombre de Rusia a lo más alto del podio y rescató al equipo entero de un fracaso. A pesar de no estar totalmente recuperada, compitió en los cuatro eventos en la clasificatoria y en la final por equipos, aunque sólo se tenía contemplado que participara en dos. Después de la plata por equipos, conquistó el bronce en el AA y el oro en asimétricas para cerrar con broche de bronce en piso. Se convirtió en la gimnasta con más medallas conquistadas en Londres.

Аliya,  ¿Cómo te sentiste mientras competías en Londres? 
Terminé exhausta. Antes de las competencias, las chicas y yo sólo tuvimos tiempo de ir de compras dentro de la Villa Olímpica. Compré Souvenirs para mi familia, un poco de ropa. En el primer día de competencia, lo hice en los cuatro aparatos para que el equipo lograra clasificar en buena posición y para buscar la final AA. El segundo día volví hacer los cuatro, al igual que en la final AA.
Aparte tuve la final de asimétricas y de piso. Fue muy difícil saber que tenía que competir hasta el último día, no tuve descanso. Originalmente, sólo iba a competir en salto y barras, pero después de la clasificatoria me dijeron que tenía que preparar los cuatro eventos.
¿ Por qué sucedió esto? 
En viga,  Nastia Grishina, sería quien competiría pero se negó a hacerlo, dijo que le tenía miedo al aparato. Ella es muy joven todavía, es obvio que sintiera miedo, la viga es un aparato muy complicado y estar ahí conlleva mucha responsabilidad. Y en piso competí, porque en el clasificatorio fui la segunda mejor nota de las integrantes del equipo.
¿Tuviste miedo de regresar a las competencias después de tu lesión? 
Realmente el único miedo que tuve fue con el  Amanar, que fue con el que me lesioné. Pero cuando me siento bien, no le tengo miedo a nada. Temo cuando me siento cansada y pienso que no podré hacerlo bien porque no me siento totalmente confiada, si me toca entrenar salto y no me siento bien, no hago Amanar, sólo un  DTY.
¿Te molestan los comentarios de la gente, al decir que no eres tan fuerte como hace dos años?
Es algo que pasó y ya. La lesión me detuvo por casi un año, por tal razón, las líderes del equipo eran Vika y Nastia, hasta que Vika tuvo dificultades: creció muy rápido y sus músculos no lo hicieron a la par que la estatura, así que tuvo lesiones y un bajón importante de autoestima, así que es algo nos pasa a todas.
¿Sentiste dolor antes de los olímpicos? 
Si, especialmente de mi tobillo lastimado, los doctores me dijeron que necesitaba cirugía, pero como había muy poco tiempo antes de los Olímpicos, así que decidimos posponerlo hasta después de ellos. Tuve momentos muy difíciles, en primavera tenía dolores muy fuertes en la espalda, prácticamente Febrero y Marzo no pude hacer nada en las sesiones de entrenamiento.
¿ Tenías alguna competidora rival a la que no hayas podido superar durante Londres? 
No,  realmente. Después de Londres vi y analicé todas las competencias y me di cuenta que ninguna de las gimnastas estaba haciendo algo que pudiera sorprenderme. Competí con ellas antes de mi lesión, así que estaba en condiciones de enfrentarme a quien fuera. Pero entiendo a los coaches y sus comentarios, en el equipo nacional nadie tiene derecho a tomarse tanto tiempo de recuperación.
En gimnasia, es la primera vez que se ve que una gimnasta haya tenido tan exitoso retorno después de una lesión tan fuerte.
Definitivamente. Ocho meses después de la cirugía no pude realizar ningún acrobático, ni siquiera saltar. Los doctores fueron muy claros conmigo al respecto. Traté de convencer a mi coach de realizar aunque fuera la básico antes de tiempo, incluso pensé en intentar los entrenamientos como mis compañeras para así tener la oportunidad de competir en el Campeonato del Mundo de Tokyo, pero Alexander me dijo “Las indicaciones de los doctores son claras, y punto”.
Creo que esa es la razón por la que pude reponerme por completo. Hice todos los ejercicios de entrenamientos que no requerían caídas con los pies. Entrené mi rutina de barras tal cual la presente, pero cayendo a la pila de esponjas. Trataba mantener mi condición física en todos lados, en los hoteles, en las escaleras, donde fuera. Pero tu sabes, es obvio que cuando una gimnasta no práctica sus rutinas con sus acrobáticos durante 6 meses, debe dudarse de su actuación.
¿Cómo te sentiste en la final de barras en Londres? 
Tuve suerte, porque competí después de las chinas, de  Beth Tweddle y de Vika, pude ver que todas habían tenido errores y entendí que podía luchar contra esas puntuaciones, me sentí confiada porque en la final AA fui yo quien tuvo la puntuación más alta, cuando terminé mi rutina supe que lo había hecho como debía, y que seguro era para el oro, pero cuando esperaba la calificación, todo cambió, no estaba tan segura de lo que pasaría.
¿Alguna vez has sentido que tu nota no es la que mereces? 
Sólo una vez, en Rotterdam. En la final de salto, no me dieron el  D Score correcto y no quisieron corregir la nota porque impusimos la inconformidad muy tarde, tarde fueron 30 seg. En la final por equipos en Londres, los ucranianos estaban tercero y los japoneses en cuarto, los japoneses pusieron la inconformidad mucho tiempo después y fue aceptada, a pesar de que todo mundo decía que la salida de Uchimura no debió haber sido contada. Como sea, ellos cambiaron la nota.
Tantos problemas se se suscitaron a raíz de tus resultados en Londres,¿ temiste que en algún momento te transfirieran a otro entrenador? 
Antes de que sucediera todo esto, me preguntaron muchas veces que si entendía que el entrenador nacional no podía tener la responsabilidad de una gimnasta de forma individual, pero no podían cambiarme de entrenador ¿quién me querría? todos tienen sus gimnastas, a nadie le hago falta, excepto a Alexandrov.
 ¿Tuviste miedo de que te dejara?
Sabía que no lo haría. Alexandrov ha estado conmigo en todas las situaciones, apoyándome no importando lo que pase.
¿Se entienden instantáneamente?
Los primeros seis meses que me entrenó, fueron muy difíciles, sobre todo por mi carácter, fui muy tonta y el me tuvo paciencia. Alexandrov había regresado a Rusia para entrenar al equipo femenil, así que me fui directamente a concentración en Krugloye, ahí había 3 sesiones de entrenamientos, yo no estaba acostumbrada a eso, así que me desgasté mucho.
¿ Te ganaste tu lugar en el equipo nacional? 
No, todas las chicas me odiaban en ese momento. Desde niña estuve acostumbrada a entrenar y competir sola, a demás ganaba todas las competencias en las que me integraban, eso a ellas no les gustaba. Tuve que estar tres meses en Krugloye para ser parte del equipo nacional. Ahora nos reímos de esa “guerra” que teníamos.
¿Cuáles son las principales características de Aliya que la han llevado a ser la atleta que es? (Padre de Mustafina)
Su dedicación, sinceridad; su fortaleza y capacidad e competir. Recuerdo una vez que fui a verla a Dinamo a una competencia, ella no se dio cuenta que yo estaba ahí, y a lo lejos vi como repetía un elemento con mucha concentración, ahí entendí que ya no era una niña, se había convertido en una guerrera.
¿Cuándo te convertiste en campeona del mundo ¿las otras gimnastas se sintieron celosas? 
No. En Rotterdam tuvimos un hermoso equipo, muy fuerte. Recuerdo que en el primer día de entrenamiento de Podio todos quedaron sorprendidos, al día siguiente todos decían ” Las Rusas vinieron a ganar“. Cuando gané, ellas se sintieron muy contentas con mi logro.
¿Cuál será tu futuro? 
No lo sé, por ahora quiero seguir entrenando, cuando pruebas la victoria es difícil no contemplarla otra vez. También ya terminé la escuela, quiero estudiar Derecho y economía en  State Gubkin University, era mucho más fácil antes, cuando uno es más joven, porque podía estudiar Krugloye y sólo sentarte hacer tus exámenes.
Tus entrenadores dicen que eres impredecible, ¿para ti también lo eres? ¿sabes que esperar de ti y cuándo? 
(risas) No!
Antes de salir a la final de piso, donde Mustafina logró su cuarta medalla, le dijo a su médico:

Sólo saldré, bailaré un poco y regresaré. No te preocupes no pasará nada.