Tiempo de lectura: 2 minutosTras la sorpresiva boda de la bi campeona olímpica Aliya Mustafina, surgieron decenas de dudas que ponían en tela de juicio su continuidad en este deporte, mismas que fueron apaciguadas cuando la propia Mustafina aclarara a la revista Glamour su deseo de seguir rumbo a Tokio 2020, aclarando también que su camino comenzaría en un par de años más, luego de tomarse un descanso para disfrutar su vida lejos de Round Lake.

Esta noticia también fue confirmada por Valentina Rodionenko hace poco menos de una semana, cuando presentó ante la prensa la base del que será su equipo este año y en el cual por su puesto no estaba incluida la actual campeona olímpica de asimétricas.

 

Ante las múltiples bodas y compromisos de la gimnasia rusa en los últimos meses, esta mañana, el diario eg.ru dedicó un artículo en el que recopila las historias de amor que derivaron en dichos acontecimientos, y en el que además se confirmó la inminente noticia del embarazo de Aliya Mustafina.

A palabras de su padre, Mustafina dará a luz el próximo verano ” los doctores dicen que será en Julio”. El ex atleta olímpico además añadió que la boda se realizó con premura y que poco después de celebrarse, Alexei debió regresar al centro de entrenamientos, para continuar con su carrera ” ambos viven en Moscú, pero mi hija lo hace en un departamento aparte. Ella está lista para ser madre”.

Con este hecho se pone en duda el regreso de una de las gimnastas más queridas de los últimos tiempos. Ser madre, sin duda, no es un impedimento, otras gimnastas lo han hecho con anterioridad, sin embargo la situación se dificulta cuando se sabe que ambos padres son atletas de alto rendimiento, seleccionados nacionales que necesitan someterse a un régimen de largas horas de entrenamiento y múltiples viajes no sólo de preparación sino de competición, claro está que en cuatro años cualquier cosa es posible más a sabiendas de que Mustafina siempre rompe paradigmas.

Fotografía: Aliya mustafina Instagram/Sportgym.ru