Captura de pantalla 2013-01-03 a las 19.06.54

Momentos y atletas que marcaron el 2012.

12. El Perfecto Amanar de Mckayla Maroney 

Durante las finales por equipos, la estadounidense Mckayla Maroney, ejecutó un perfecto Amanar ( Yurchenko con 2 giros y medio) que no requiere más palabras para ser presentado y recordado como el mejor Amanar hasta el momento desde que fue presentado por primera vez por Simona Amanar. 

13. Sandra Izbasa y el 5to Lugar AA

Mucho se habló de la competencia entre Douglas y Komova /Mustafina y Raisman por el primer  y tercer lugar, e incluso de que China, el campeón en 2008 no haría el podio cuatro años después, pero poco se dijo de la sorprendente actuación de la gimnasta rumana de 22 años de edad.

Izbasa, sin los reflectores encima consiguió el 5to lugar para Rumania, escalando 3 peldaños en los resultados dados por ella en el AA en el 2008, donde se ubicó en el lugar 11.

En Londres, Rumania se posicionó 5to en la final AA por tercera vez consecutiva, Daniela Sofronie lo hizo en el 2004 y Steliana Nistor en el 2008; no ha conseguido volver al podio en el AA individual desde Sydney 2000 donde hizo el 1,2, 3 con Andreea Raducan, Simona Amanar y Maria Olaru. 

14. Zonderland y la final de Barra Fija

La final de barra fija en Londres 2012 fue quizá una de las más emocionantes, una rutina superaba a la otra. La rutina de del Holandés, Zonderland dejó boquiabiertos no sólo a quienes lo observábamos por los medios, sino a los asistentes a la arena, cuyas constantes exclamaciones hacían aún más espectacular el momento. Esta final, no sólo dio muestra de la destreza de estos atletas sino del compañerismo, admiración y respeto que existe entre los competidores; para muestra basta ver las expresiones de Zou Kai, Zhang, Garivov y sus entrenadores, pero sobre todo del estadounidense Danell Leyva, que no podía contener la emoción.

Epke pasará a la historia con esta extraordinaria rutina y seguramente estará pensando, ya, en nuevos elementos para mejorarla.

15. La sorpresa en la final de Arzones 

El gran favorito, Louis Smith, no sólo por que se clasificó primero, sino porque estaba en casa. Otra final extraordinaria, llena de sorpresas y sobre saltos. Donde, dos de los aspirantes, pero no favoritos, se metieron al podio.

La primera sorpresa vino por parte del británico Max Whitlock, quien se clasificó en última posición con un 14.900, pero que ya en la final dio una rutina pulcra y llena de confianza con la que logró un sorprendente 15.600 para así,  colgarse la medalla de bronce.

La segunda y aún más sorprendente fue la que dio el húngaro Krisztian Berki,  que se clasificó 5to con 15.033, pero que en la final dio muestra de gran técnica y elegancia que lo llevaron a obtener  16.066, mismo que lo hizo coronarse como el campeón indiscutible de la prueba, mandando al segundo puesto al gran favorito, Smith, quien pese a tener la misma nota, le fue aplicada la regla de desempate.

Ve la final completa aquí..

16.  Mckayla Maroney y la impensable final de Salto 

Todo el mundo gimnástico, incluida Mckayla,  ya la veían  como la campeona indiscutible de salto en los Juegos Olímpicos de Londres; realmente nadie, ni en la peor de las pesadillas esperaba lo contrario.Pero la final de salto tenía algo preparado, demostrar a todos, que nada está escrito hasta la última caída de la última gimnasta en competencia.

Maria Paseka, se posicionó primera, dejando atrás a Janine Berger (ALE) quien estuvo arriba toda la competencia, enseguida, vino el turno de Maroney que ejecutó su  Amanar, como ya es una costumbre, casi perfecto, pero durante su segunda ejecución, un Mustafina Salto, sufrió una sorprendente caída, el público y las atletas no podían creerlo, lo imposible resultó posible, la campeona del mundo, no sería la olímpica, pese a esto, y con dudas de muchos, se fue arriba en la tabla.

Basta recordar la cara de inconformidad, sorpresa y  frustración de Paseka y Berger, para cuestionar lo sucedido, ¿ podría alguien ganar una final con una caída? hasta el momento parecía que así sería.

Sandra Izbasa, era la última en competir, experimentada, elegante y siempre serena dio cátedra de lo que debe hacerse en una final, Izbasa se llevaba el oro olímpico, el segundo en su carrera, más que merecido.

Es de resaltar la reacción tan emotiva de Izbasa al saberse campeona, un momento, que para sus seguidores y amantes de este deporte se queda para siempre, el reconocimiento al trabajo y sacrificio de tantos años, por la gloria de ese instante.

La final de salto dio mucho de que hablar y cuestionar. Tras la plata, Maroney negó un abrazo a Paseka, aunque después dijera que no la había visto por el shock en el que se encontraba. Durante la ceremonia de premiación, una mueca de inconformidad con la plata la convirtió en el centro de atención y en un meme que le dio la vuelta al mundo.

Sin embargo, ¿ fue justa la plata para Maroney pese haber caído? para algunos no lo fue, lo que si fue justo fue ese oro para Rumania.

17. Oksana Chusovitina 

Con 37 años de edad, Chusovitina vivió sus sextos Juegos Olímpicos, reafirmando el haberse convertido en una leyenda viviente de la gimnasia y escribiendo su nombre en lo más alto del firmamento, pese a los enormes resultados en Beijing ( 9 no AA y 2do salto) en Londres sólo compitió en viga de equilibrio y su especialidad salto.

Oksana no logró meterse al podio, pese a su gran calidad en la final, pues las otras competidoras tenían un mayor D Code ( dificultad), aún con esto Chuso, como se le conoce en el mundo de la gimnasia, dio una espléndida actuación demostrándole al mundo entero, que cuando uno tiene pasión por lo que hace la edad no es un límite.

Oksana, había anunciado con Londres sería su última competencia, sin embargo en a inicios de diciembre se presentó en la Copa Toyota, donde se ubicó cuarta en salto y piso y sexta en viga de equilibrio,  además de reconocer ante la prensa que estaba  reconsiderando su retiro.

Mañana la III y última parte de las imágenes que marcaron el 2012.