Tiempo de lectura: 4 minutos

La Campeona Olímpica Mckayla Maroney se declaró víctima de abuso sexual por parte de Larry Nassar, ex médico de cabecera del equipo estadounidense. 

La gimnasta Mckayla Maroney, declaró en una larga y sentida carta haber sido víctima de abuso sexual en sus años como gimnasta. El acusado: Larry Nassar, médico de cabecera del equipo de EE.UU y quien fuera detenido por la justicia meses atrás. Luego de ser denunciado por diversas gimnastas de violación, incluso cuando aún eran menores de edad.

Maroney, se unió a Tatiana Gutsu y a los más de 12 millones de mujeres que durante días han utilizado el #Metoo para evidenciar la violencia hacia las mujeres.

❝ Tenía el sueño de llegar a los Juegos Olímpicos. Pero lo que tuve que pasar, fue innecesario y desagradable ❞

Mckayla Maroney víctima de abuso sexual Equipo USA recibe el oro olímpico en Londres 2012. Fotografía: Sports Illustrated

En la carta publicada vía twitter, Maroney explica con detalle su historia de abusos. Mismos que comenzaron a los 13 años y fueron disfrazados como tratamiento médico. “Nassar me dijo que era necesario y que tenía 30 años practicándolo”. Bajo estas palabras, Mckayla sufrió su primer abuso, mientras estaba concentrada en su primer campamento nacional, en el rancho Karolyi.

Este tratamiento no paró hasta que se retiró del deporte. Nassar aprovechaba su poder en el equipo para “someterla” siempre que le fuera posible. ❝ Pasó en Londres antes de ganar la medalla de oro con mi equipo y pasó una vez más antes de mi plata en la final de salto❞

Mckayla Maroney víctima de abuso sexual  a manos de Larry Nassar

Para mí, la noche más aterradora la viví a los quince años. Cuando viajábamos a Tokio al mundial de gimnasia. Me dio una píldora para dormir y lo siguiente que recuerdo es estar con él a solas en su habitación, mientras me aplicaba el “tratamiento”. Pensé que esa noche iba a morir.

 

Mckayla Maroney víctima de abuso sexual  a manos de Larry NassarMckayla Maroney, se consagraba Campeona Mundial de salto en Tokio 2011, luego de sufrir abuso de Larry Nassar. Fotografía: NBC Olympics

Maroney continúa su carta con una dolosa reflexión, en la que deja ver que su camino olímpico estuvo lleno de momentos desagradables e innecesarios. Mismos que, al contar su historia, pueden ser evitados para las futuras generaciones.

 Los Juegos Olímpicos traen esperanza a mucha gente. Nos inspiran a luchar por nuestros sueños, porque todo es posible con dedicación y trabajo duro. Recuerdo que en los olímpicos de Atenas 2004, me dije que un día estaría ahí, vistiendo el leotardo rojo, blanco y azul y que competiría por mi país. Desde fuera, suena romántico saber que lo logré, pero esto tuvo un precio.

La gimnasta olímpica, termina su carta haciendo un llamado a los padres a hablar con sus hijos desde temprana edad sobre lo que es permisible y lo que no. A las autoridades, a crear un programa educativo de prevención y control de daños y a la comunidad, a tener cero condescendencia para los abusadores y quienes los protegen.

Mckayla Maroney habla sobre el abuso en la gimnasia

❝ El silencio ha dado poder a las personas equivocadas, es momento de tomar ese poder de vuelta.❞

Esta no es la primera vez que Maroney levanta la voz ante las malas prácticas en la gimnasia. Poco después de anunciar el termino de su carrera gimnástica, dio a conocer el maltrato psicológico del cual fue víctima. En esa ocasión, a manos de sus entrenadores y del estricto régimen de Karolyi.

Las palabras de Maroney hoy dan luz y esperanza a miles de mujeres que han pasado por una situación similar. Esta es nuestra realidad y es indispensable evidenciar los casos de violencia física, sexual y psicológica de los que hemos sido víctimas.

Es posible cambiar el rumbo para nosotras, tomará tiempo, pero eventualmente sucederá, si nos mantenemos unidas, fuertes y solidarias.

Por: Andreea Balcázar
Carta Maroney: Twitter
Fotografías:  NBC/Sports Illustrated/Gymcastic