Las competiciones internacionales como el Campeonato Europeo, son siempre un buen preámbulo de lo que podríamos ver en el Campeonato del Mundo y es que de las doce naciones potencia de este deporte, siete de ellas se ubican en ese continente.

La edición siguiente a los Juegos Olímpicos es quizá también una de las más interesantes para los seguidores de la gimnasia, pues tras un largo periodo de inactividad podemos ver no sólo a las gimnastas que decidieron continuar su carrera después del ciclo olímpico que terminó, y entre quienes se encuentran campeonas olímpicas, mundiales y europeas, sino también las nuevas caras de la gimnasia que estarán buscando desde ahora posicionarse en el ojo público, atrayendo la atención tanto de los fans, como de sus propias naciones y por su puesto de su competencia.

¿Qué esperar del Campeonato Europeo?

Pese a que estamos a la mitad de temporada de Copas del Mundo, esta será la primer gran competencia internacional del ciclo olímpico, lo que la hace particularmente especial y un tanto desconcertante para quienes la veremos, pues nuestro ojo aún se está acostumbrando al nuevo Código de Puntuaciones, mismo que hasta el momento mantiene las notas muy por debajo de las que hemos estado acostumbrados en los últimos dos ciclos.

El Campeonato Europeo es un evento alternado, por lo que el año que hay competición por equipos no la hay de forma individual, en la edición 2017 la modalidad se centra en esta última por lo que las escuadras no contenderán como un conjunto.

 

Rusia 

En la competición all around, podremos ver algunas caras conocidas como las rusas Angelina Melnikova y Natalia Kapitonova, la primera olímpica en Río y la segunda alternante en los mismos Juegos y actual campeona nacional de Rusia, así como a la debutante Elena Eremina, quien fuera Campeona Europea Juvenil el año pasado y quien desde entonces no ha dejado de sorprender por su talento, belleza y consistencia.

Tomando en cuenta el escenario es poco probable que Rusia no consiga una medalla en la competencia general y es más tendría el potencial de llevarse las dos preseas a las que puede aspirar, siempre y cuando sus gimnastas no pierdan el rumbo de la competición como lo han hecho en los últimos encuentros.

Si bien el equipo tuvo la oportunidad de probarse en la pasada Copa Stuttgart y salieron triunfantes, como gimnastas individuales tienen mucho por mejorar, siendo quizá la pieza más segura Eremina, quien a pesar de no tener aún la dificultad ni la experiencia de Melnikova podría asegurar sin problemas un lugar en la final con sólo completar sus ejercicios, no así el caso de Angelina o Kapitonova, quien a mi pensar estarán peleando por el segundo sitio del all around y analizando las últimas competiciones y las malas jugarretas que la mente le da a Melnikova no debería sorprendernos que sea ella quien se quede fuera, sin embargo tampoco debería hacerlo el que pudiera ser precisamente ella la nueva reina de la gimnasia europea.

En las especialidades, Maria Paseka ha sorprendido en los entrenamientos de podio, pues a sólo unos meses de regresar a los entrenamientos y tras someterse a un tratamiento de espalda, no tiene problema alguno para ejecutar su Amanar, situación que le da una seria ventaja sobre el resto de las competidoras, quienes realizan en su mayoría DTY en combinación con Rudi o López o algún otro salto de menor dificultad. A la carrera por medallas también podría unírsele Melnikova.

Como ya es costumbre, el evento en el que el equipo tiene más posibilidades de brillar será asimétricas, con tres aspirantes a final y a presea, siendo Kapitonova y Eremina quienes más mayores oportunidades tienen debido a su elevado nivel de dificultad y capacidad de ejecución, pero no por ello podríamos descartar a Melnikova, quien en un buen día de competencia podría ganarse su sitio sin problemas.

La historia no es la misma para el resto de los aparatos, donde han sido un desastre últimamente, pero donde también tienen la capacidad de sobre salir, pese a ello y tomando en cuenta la calidad de especialistas tanto de viga como de manos libres, son pocas pero no nulas, las posibilidades de conseguir rankearse entre las ocho mejores de dichos aparatos.

Gran Bretaña 

A pesar de tener un equipo a medias ,en cuanto a preparación se refiere, la escuadra británica tiene amplias posibilidades no sólo de finales sino de medallas y son las hermanas Downie quienes sean más propensas a conseguirlo. A pesar de no haber tenido el mejor desempeño en el Campeonato Nacional, Ellie Downie continúa siendo una de las gimnastas más completas de Europa, por lo que de tener una buena competencia es una seria contendiente al título all around, siendo su principal obstáculo para conseguirlo ella misma. Las oportunidades de Ellie se extienden también a salto e incluso a viga y manos libres. 

Por su parte, Becky Downie se coloca como una de las favoritas al podio en asimétricas y viga, eventos que sin duda serán los más reñidos este año, debido a la increíble dificultad de los ejercicios y a la variedad de naciones que tienen el potencial se colocarse entre los mejores ocho.

Finalmente, Claudia Fragapane es quizá la contendiente a vencer en manos libres, sobre todo por su alto grado de dificultad, pero el que alguien como Ponor podría derrumbar ejecutando una rutina limpia y más tomando en cuenta el plus que te da estar frente a tu público, en casa. Fragapane además estrenó rutina en el pasado Campeonato Nacional, con un estilo totalmente diferente a la que estamos acostumbrados y con el que luce más madura y consiente de su posibilidad artística.

Catalina Ponor durante PT en Campeonato Gimnasia Artística Cluj 2017

Rumania 

El equipo rumano tiene una oportunidad de oro, pues si bien sus posibilidades al all around son escasas, pues Iordache decidió concentrarse en viga y asimétricas, sus juveniles (ahora seniors) pueden darle una esperanza a su gimnasia para este ciclo olímpico, esperamos que debutar en casa sea suficiente aliciente para demostrar que su gimnasia sigue viva.

Larisa Iordache, tras un año fuera de competencias y con decenas de lesiones en este periodo de tiempo, ha lucido muy bien en los entrenamientos de podio en los dos eventos en los que se presentará, cabe destacar los increíbles progresos que ha tenido en asimétricas y la solidez con la que luce en viga, misma que sin problemas podría clasificarla en los primeros sitios a la final de este aparato y que de conservarse serena podrían llevarla al podio en una competencia, que como mencioné antes, será una de las más reñidas y espectaculares del evento.

Una de las grandes rivales a vencer en viga, será Catalina Ponor, quien a pesar de no estar en su mejor momento, suele crecerse en competencias de este nivel y más ante un público fiel que la sigue desde los Juegos Olímpicos de Atenas. Ponor, decidió no retirarse tras Rio para poder competir este año en Cluj y demostrar que la edad no es un impedimento para estar en la élite de este deporte, por lo que no debería sorprendernos que sea medallista no sólo en este evento sino en manos libres, donde además podría convertirse en una de las rivales a vencer. ¿Imaginan a Iordache y a Ponor en el podio después del desastroso ciclo olímpico pasado?

Holanda 

Llegó el momento de demostrar que Holanda llegó para quedarse. Sanne Wevers y Eythora Thorsdottir, unas de las gimnastas más que apreciadas de los últimos dos años tienen la posibilidad de mantenerse en la élite de la gimnasia europea y así llegar con fuerza al Campeonato del Mundo en Octubre. Ambas, iniciaron su ciclo olímpico temprano en el año, por lo que han tenido la oportunidad de probar sus rutinas, experimentar con ellas, corregirlas y aumentarlas, ambas también, tienen la capacidad y la dificultad de meterse a la final de viga, tal y como lo hicieran en Glasgow 2015 y por su puesto, en su calidad de Campeona Olímpica, Wevers se siente con la obligación de mantener su título como la mejor especialista de este evento, esperemos la presión no le juegue. Thorsdottir por su parte, fue una de las gimnastas más completas en Rio 2016, por lo que sus posibilidades como all arounder son amplias. 

Tabea Alt durante la Copa del Mundo de Gimnasia Stuttgart 2017

Mix de talentos 

Pertenecientes no a las principales naciones competirán en este Europeo, hay nombres que merecen la pena recordar pues seguramente tendrán una extraordinaria actuación y que además, tomando en cuenta sus últimas competiciones y los entrenamientos de podio del día de ayer, podrían ser candidatas también algún título en esta competencia.

Entre estos nuevos, por así decirlo pues la mayoría tienen poco tiempo como seniors, se encuentran Tabea Alt, ganadora de la Copa Stuttgart y la Copa del Mundo de Londres y quien posee una de las gimnasias más bellas y completas que la gimnasia alemana ha dado en los últimos tiempos, situación que la coloca quizá como una de las figuras principales en la competición general y si Rusia lo permite, incluso podría llevarse el título como la mejor gimnasta de Europa,

De igual forma Nina Derwael de Bélgica podría escalar peldaños en esta competición, pero especialmente en asimétricas, pues no sólo posee una de las rutinas más complejas de asimétricas, sino una de las ejecuciones más bellas en este momento y que sin problemas podría arrebatarle el título de este aparato a Rusia. 

Melanie De Jesus Dos Santos es otra de las nuevas caras a tomar en cuenta, sobre todo en la competición all around, la gimnasta francesa posee un estilo sobre saliente, notoria dificultad, bella ejecución y la frescura de su juventud. De este mismo equipo, Marine Boyer finalista de viga en Rio 2016, estará dispuesta a luchar por el podio en su especialidad.

La española Ana Pérez, quien tuvo una excelente actuación en la pasada Copa de Londres también podría dar la sorpresa, Pérez tiene el potencial de convertirse en unas de las gimnastas más completas de Europa y una extraordinaria especialista en viga, por lo que de repetir la actuación de hace algunas semanas incluso podría colarse a la final de la especialidad, un logro que sería importantísimo para la gimnasia española, que ha pasado por un bache importante los últimos ciclos olímpicos.

Olímpica en Río, Zsofia Kovacz, es una de las gimnastas que poco a poco ha ido posicionándose en la esfera internacional gracias a las Copas del Mundo, mismas que le han servido como fogueo para experimentar su nueva dificultad, misma que ha ido creciendo con el paso de los meses y que promete continuar haciéndolo en este ciclo olímpico. Kovacz podría ser el caballo negro del Campeonato Europeo, pues si bien sus posibilidades a medalla en la competición general son pocas, podría posicionar a Hungría en lugares inimaginables.