El campeonato del Mundo ha terminado, pero aún tenemos tantas cosas que decir, que seguramente esta semana estará repleta de entradas post mundialistas, y la verdad nos encanta, así que empecemos

tumblr_nx3q9ppNe31swc4jho1_1280

SALTO

La final más veloz de los cuatro aparatos y que ha dejado lesionadas a por lo menos una gimnasta en los últimos cuatro años, y no fue Dipa con su produnova, salto al que todos le tenemos miedo y respeto, fue Giulia Steingruber quien un día antes se había ganado el premio Longines a la elegancia ( y que a diferencia de todo el Gymternet, no estuvimos nada de acuerdo). El punto es que Giulia aterrizó con la rodilla derecha totalmente bloqueada y cayó automáticamente, por suerte la lesión ha sido superficial y únicamente la ha dejado sin medalla y sin su pase a Río, pero con la posibilidad de competir en el Pre Olímpico, que estas alturas del ciclo olímpico es una gran gran ventaja.

María Paseka

No vamos a negar que ver a Paseka en el podio con su medalla de oro nos rompió el corazón y es que vivir a la sombra de Komova y Mustafina es una tarea más difícil. Paseka ha trabajado duro durante dos ciclos olímpicos para conseguir lo que por fin ha hecho, ser quizá, la figuras más sólida que hoy día el desgastado equipo ruso tiene, sin embargo no creemos que ese primer sitio haya sido justo.

Pese a que sus saltos fueron buenos, tenemos muchos problemas con saber que la Campeona del Mundo en esta especialidad, tiene una forma poco limpia y refinada. Sus piernas son un dolor de cabeza, lucen  descontroladas durante todo el vuelo y aunado a esto sus giros son cruzados, definitivamente su técnica no es la que correspondería a la mejor del mundo (lo sentimos seguidores de la gimnasia rusa, debemos ser sinceros)

Hong Un Jong

Con 26 años, esta especialista en salto ha sido Campeona Olímpica, Campeona Mundial y Campeona Asiática. Al igual que Paseka presentó dos saltos de alta dificultad, uno valuado con 6.3 y el otro con 6.4 pero a diferencia de ella, su técnica es más precisa y limpia. En esta final, ambos fueron bien ejecutados, si bien es cierto que en su segundo salto el aterrizaje fue un poco corto, no era lo suficiente para haber sido enviada al segundo sitio, a sólo .033 de María. Ni hablar, lo positivo es que con este triunfo ha conseguido su pase a los que serían sus segundos Juegos Olímpico.

Simone Biles

Si hay una medalla de oro que Biles debería tener colgada, es la de salto. Lo que hace Simone en este aparato es simplemente volar; su mayor inconsistencia radica en su potencia, al igual que en manos libres, es tanta la fuerza de su ejecución que los aterrizajes no logran ser plantados, la mayoría de las veces, al ejercicio le sigue un gran salto antes de clavar. Aunque no es precisamente esto lo que deja a Biles sin el oro, lo es la baja (para una final) dificultad de su segundo salto, un lujo que sólo alguien (ella) con una ejecución superior al 9.600 se puede dar.

Finalmente, quisiéramos reconocer la labor de Dipa, quien buscaba su pase olímpico pero no lo ha conseguido, tampoco lo ha hecho para el Preolímpico, sin embargo al ser la única gimnasta hindú, quizá la FIG quiera otorgarle esa invitación que puede hacer (claro está, habrá otras gimnastas que también lo merezcan) También quisiéramos aplaudir a Alexa Moreno, quien ha puesto a México en tres finales en Campeonato del Mundo, no tenemos dudas de que es una de las mejores exponentes de este país y la más contundente hoy día. Por cierto, esta fue la única final en la que compitieron ocho gimnastas de ocho países diferentes ¡Nos encanta la diversidad! y nos encanta por fin verla en WAG.

ASIMÉTRICAS

CSqrvoJW4AAqgaz

Aún seguimos sin creer esta situación, hace un tiempo compartimos una publicación, en la que comentábamos que a inicios de los 90 en un Campeonato Centroamericano cuatro gimnastas compartieron el primer puesto. En MAG durante el Campeonato del Mundo de 1992, sucedió lo mismo, sin embargo este fin de semana fuimos testigos de historia en WAG: Spiridonova, Komova, Kocian y Fan al ser todas campeonas de asimétricas. ¡BIZARRO! Sí un empate es complicado, cuatro es una broma de mal gusto.

Los empates son un debate delicado y contradictorio, por un lado, resultan injustos para las gimnastas que tienen la nota siguiente a la de las ganadoras (Douglas y Chunsong) pues a menos de que el empate no sea en el tercer sitio ( y sea en Campeonato del Mundo) los lugares siguientes a éste no son premiados, sin embargo, un empate resulta justo para las gimnastas que tiene la misma nota, pues el tie-break (del que todo mundo se queja en JO, porque quieren el empate) no se aplica.

El problema aquí, no es el empate, lo hubo en otras finales, ¿pero cuatro? es demasiado, sobre todo cuando las notas D no son iguales, siempre hay algún error suficiente para no tener la misma nota que tu contrincante. En esta final Kocian y Komova tenían la misma nota de dificultad (6.6) por lo que su nota de ejecución es la misma, pero siendo sinceros la rutina de Komova fue mucho más limpia que la de Madison.

Fan, por su parte, tenía la nota de dificultad más alta (6.9), su ejecución fue buena, con un error evidente pero no trascendente, aunque muy castigado. Mientras que Spiridonova que tenía la segunda rutina más difícil (6.7) y a nuestro parecer la mejor ejecutada  (a excepción de la salida que no estuvo plantada) tuvo la segunda ejecución más castigada. Para que se den una idea más clara, si sus notas de ejecución fueran las únicas que contaran, Komova y Kocian se llevarían el oro, Spiridonova la plata y Fan el bronce ¿ les suena lógico? No diremos más. Aquí les dejamos las rutinas y dígannos si en verdad todas las rutinas tienen el mismo nivel. (Por cierto, ya que el 15.366 es mítico, no nos extrañaría ver pronto a alguna de ellas con un tatuaje de este emblemático número)


VIGA

11038728_10152720167342168_3129286487295024322_n

La final más deslucida de todas. No queremos ser duros, no es nuestro estilo, pero no existen otra palabra para describirla, por un momento creímos que habíamos regresado en el tiempo a Sydney y esa terrorífica situación en salto, pero no… estábamos en Glasgow 15 años después y la viga no tenía ningún desperfecto.

Pronto la contienda pasó de saber quien era la mejor del mundo a saber quien podría mantenerse en pie y por eso las medallas fueron repartidas entre las gimnastas que lograron no caer, a excepción de  Komova, quien salvó sus posibles caídas para que el público dejara de decir que no lucha, no podemos negarlo, luchó y mucho, pero lo único que consiguió fue una rutina sin conexiones, titubeante y tan pausada que era digna del nerviosismo un campeonato estatal nivel 3, eso sí, es elegante hasta a punto de caer.

Pese a que Wevers tuvo una bellísima rutina en clasificatorios, por algo clasificó segunda, en esta final tuvo algunos errores y pausas, pese a esto su rutina fue suficiente para darle una plata histórica a su país. A diferencia de la final por equipos Sanne lució más tranquila y dispuesta a no dejar escapar la medalla. No así lo hizo Eythora quien tuvo una caída, a nuestro punto de vista evitable, hacer una pausa antes de intentar hacer el siguiente ejercicio hubiera sido suficiente para salvarla, ¡Sí, sabemos es muy fácil hablar cuando uno no está en la viga! pero fuimos gimnastas y sabemos que hay caídas que sólo pasan y otras que las dejamos pasar.  De Eythora haberse controlado + las inconsistencias de las otras gimnastas, quizá le hubiera peleado el bronce a Schaefer.

Aunque confesaremos  que seguimos con nuestras dudas sobre este equipo, esperamos que, como dicen en mi país,  no sean una llamarada de petate, Estás chicas son talentosas, lo sabemos, pueden estar al nivel de una final, lo han hecho, también pueden ganar medallas, pero para mantenerse en esta selva se necesita consistencia ¿la tendrán? No lo sabemos, pero nos encantaría porque seguro les darían muchos dolores de cabeza a otras naciones.

Entonces así, en una final tan accidentada Pauline Schaefer se lleva el bronce con una rutina que, claramente, en otros tiempos se quedaría en la parte media baja de la tabla, siendo de esta manera Biles la ganadora del oro, por un punto sobre el segundo ¿necesitamos decir que su rutina fue extraordinaria?

MANOS LIBRES

Captura de pantalla 2015-11-03 a las 11.29.31

Una vez más Biles se colgó el oro, haciendo historia para la gimnasia femenina al tener 10 preseas de este color en Campeonato del Mundo. Su rutina fue espectacular, aunque sus aterrizajes son descontrolados, tanto poder en 1.45 cm de altura necesita contenerse.

Si bien este resultado era predecible pues tiene una nota de dificultad apabullante, tuvimos una muy grata sorpresa al ver que Ksenia Afanasyeva conseguía la segunda nota más alta, después de la decepción en la final por equipos, algo debía ir bien para ella y lo fue esta final. Sin duda, su rutina fue la más bella de la noche, es imposible que pueda ser más elegante y aunque en su ejecución tuvo algunos fallos consiguió un gigantesco 15.100.

Lo que de  verdad no nos dejó nada contentos fue el tercer sitio. Maggie Nichols no tiene una gimnasia que sea de nuestro agrado, Biles tampoco la tiene, pero aún así reconocemos que es maravillosa. Al contrario de ella, Nichols es una combinación de potencia e intento de elegancia con mala técnica, nadie puede decir lo contrario si ve sus giros en el aire (estilo Mustafina) que en verdad son un dolor para la mirada, ni sus aterrizajes con las piernas abiertas que son para nada estéticos. En nuestra opinión, Ella es el ejemplo perfecto de lo que hacer gimnasia de alta dificultad por simplemente hacerla representa. Para nosotros, esta medalla fue una de las tantas irregularidades de jueceo de este Campeonato ¿8.800 en E? hahaha

Y dejamos una rutina extra, podríamos dejar más porque hubo muy buenas ejecuciones, pero la de Downie nos encantó, otra gimnasta del estilo estadounidense (como en general es la gimnasia británica) pero con una ejecución más limpia, claro está que para los jueces no es así. Por cierto, Chunsong y Wevers que entraron de reserva tuvieron una espléndida competencia, Shang luchó por el tercer sitio al meter una inconformidad, pues su giro cuádruple no contó como tal (porque no lo hizo) misma que fue negada de forma muy veloz y enviada a la cuarta posición.


Compártenos tu opinión y síguenos en: FacebookInstagram y Twitter

Fotografías: Christy Ann Linder Gymnastics Photography y USAG